CRONICA DE AMATULO FESTIVAL 18

En Cazalla de la Sierra (Sevilla) se celebró por vez primera el Amatulo Festival 18 (AF18). Siendo la primera y espero no la última vez que se celebre, nos encontramos con un festival de música puramente blues, y quizá lo que más llama la atención de este evento es que estaba diseñado con mucho amor y para toda la familia. Perfecto para una escapada nocturna al fresco y gratuito.

Este festival de buena música es un homenaje a un amigo, a un compañero y parte de la familia de Cazalla.

Esos festivales que nacen por una razón y merecen ser eternos, porque a día de hoy cualquier festival se nota que está diseñado de una manera comercial, pero aquí te sientes parte de una gran familia. Cercanos, amables y con muchísimo buen rollo.

El cartel, muy adaptado y con una presentadora que desprendía magia, fue yendo poco a poco a más y más…la música blues nos fue embriagando con sus escalas de guitarras, voces tanto femeninas como masculinas, trompetas, armónicas y muy buenos músicos de gran nivel,que desde luego nos hicieron bailar toda la noche y es que era inevitable que se fuera llenando de gente de todas las edades y a botepronto creo que habría unas 400-500 personas…todo un logro para una vez primera.

El sonido del AF18 fue impecable y muy buen cuidado, además de tener varias zonas donde poder disfrutarlo, el acceso a los servicios públicos era fluido, limpio y sin colas. Todo un logro que ya quisieran muchos otros festivales.

La bebida de rápido acceso a la barra y precios populares con comida incluida hizo que la velada fuera bastante agradable.

Mucho amor, buena música y sobre todo de esos eventos que te hacen pensar volver porque te hacen sentir parte de ellos, de su familia de amigos y en un pueblo bonito para visitar y comer de forma espectacular.

Desde luego repito el año que viene y larga vida al Amatulo Festival.

Corran la voz!

Fran E. Lara